PROHIBIDO COMER PIPAS

prohibido_comer_pipas_by_rosmar71-d5xctuo

(pero no “dar palizas”)

Estamos acostumbrados ver en los campos de fútbol base de España este cartel, prohibido comer pipas, sin embargo tras los hechos acontecidos en las semanas anteriores observamos que aunque no se permite comer este producto, “si lo está pegar palizas en los terrenos de juego”.

Sentimos frivolizar con un tema tan peliagudo, pero no encontramos más que esta incongruencia en el día a día en el deporte base.

Tras lo acontecido en el Terreno de Juego del CD Tiro de Pichón, con la brutal agresión por parte del señor delegado y entrenador (entre otros) de este club, de la categoría 2ª Alevin Andaluza al entrenador del CD Lauro, Jesús Calzado, no nos queda más que mostrar nuestra sorpresa cuando el propio CD Tiro de Pichón no muestra arrepentimiento y pone en una bandeja “ las cabezas” de estos dos “personajes” ( por llamarlos de alguna forma” ) antes de la resolución del Comité, sino que una vez reconocido y sancionados, siguen sin hacerlo.

Cuestión aparte es, desde el respeto a las instituciones deportivas, la resolución del Comité de Disciplina Deportiva de la Delegación de Málaga. Expulsar una vez reconocidos los hechos de por vida a estos dos bárbaros hubiera sido la UNICA opción. En primer lugar porque la ley así lo dice, y en segundo lugar siguiendo el sentido común, hubiera sido una SANCIÓN EJEMPLARIZANTE para el resto del deporte base.

Una base de educación es fundamental, pero también lo son unas sanciones duras que hagan pensar antes de agredir a alguien a los que por desgracia no tengan esta educación y valores deportivos.

Días después de esta brutal agresión a Jesús Calzado, donde tuvo que serle transfundidas 3 bolsas de sangre por la pérdida producida por una hemorragia interna, supimos de la intención de un jugador de “pinchar” a un colegiado con el bolígrafo que previamente le había sustraído.

Los Comités deberían ser más duros, no puede prevalecer los intereses deportivos del equipo a acciones brutales como estas, ganar un campeonato así, hace flaco favor a esos niños a los que se les quedará la sensación de ser campeones “gracias a una paliza”. Y los Clubes deberían quizás dejar que “se coman pipas” y no permitir acciones delictivas como las sucedidas desgraciadamente tan usuales últimamente.

Fdo: un enamorado del deporte y gran comedor de pipas.

Share This