• Se trata de un miembro del equipo de prebenjamines del CP Constitución Olimpo

    “Me cago en tu puta madre, te voy a matar”, refleja el colegiado de 16 años en el acta.

La violencia en el fúbol es un tema recurrente en la última semana tras los trágicos acontecimientos acaecidos en la previa del Atlético Madrid-Deportivo de la Coruña, pero cada día se ven ejemplos deleznables dentro del fútbol. En Melilla, también.

El Sindicato de Árbitros ha hecho pública una información que no deja nada bien a nivel nacional a determinadas personas metidas en el fútbol melillense.

El Comité de Competición y Disciplina Melillense ha sancionado con 16 partidos de suspensión al delegado del CP Constitución Olimpo de prebenjamines tras protagonizar, según el acta arbitral, unos hechos totalmente reprobables.

Según el acta arbitral, el sujeto en cuestión, en el minuto 14 del partido frente a Nuestra Señora del Buen Consejo, fue expulsado por dirigirse al colegiado de 16 años en los siguientes términos: “Me cago en tu puta madre. Te voy a romper la cabeza”

“Una vez finalizado el partido entró en el vestuario arbitral dando balonazos e insultándome en voz alta: Hijo de puta, me cago en tu puta madre. Te voy a matar. El secretario del CTMAF se encontraba junto a la puerta y al escuchar los gritos, entró en el vestuario diciéndole al delegado que abandonara el vestuario. Este señor, una vez abandonado el vestuario, seguía insultándome y amenazándome con los siguientes términos: Hijo puta, te voy a matar me cago en tu puta madre”, relata el árbitro en el acta del encuentro.

El Sindicato de Árbitros resalta en la noticia colgada en su web la gravedad de las amenazas, sobre todo cuando ese delegado tiene a su cargo niños de seis y siete años, los cuales fueron testigos de los acontecimientos. Por ello, si ahora se quiere erradicar la violencia de los ultras en el fútbol, que esta se elimine entera, es decir, también en los que están a ras de hierba, ya sean jugadores, entrenadores o delegados.

Share This