El balón volverá a rodar el 18 de octubre, con la División de Honor sénior como encargada de inaugurar el curso, junto con las categorías autonómicas de juveniles, cadetes e infantiles. Si las condiciones de salud lo permiten, todo el fútbol base andaluz estará en marcha en noviembre.

Se han creado por parte de la RFAF planes alternativos por la situación ocurrida la pasada temporada, y que se aplicarán conforme marque la situación sanitaria. Esperemos todo fluya con normalidad.

Hemos de destacar que si las competiciones se suspendieran una vez disputado el 50% de la competición, la clasificación final sería la que existiera en el momento de la suspensión.

Si lamentablemente se suspendiera la competición antes del 50% de todos sus encuentros, la competición se declararía nula.

Son muchos los condicionantes para esta nueva temporada que esperemos se desarrolle con responsabilidad por parte de directivos, entrenadores, jugadores y padres.

Desde DeporLegal abogamos por esta responsabilidad para hacer que la vuelta a nuestro deporte sea lo más segura posible.

Share This